sábado, 12 de septiembre de 2009

La ilusión del solitarismo y valga el neologismo...

Cabañita para Nix


En la respuesta al comentario que me dejó Nix, me olvidé de decirle que yo también sueño y diariamente con excluirme del mundo en una cabaña esondida en el bosque, que por supuesto tenga computadora, como ella también lo pide. Pero además le voy a dejar unas cuantas ideas que encontré para la supuesta cabaña, que en mi caso si no se concreta (cosa que es lo más probable) se transformará en un monoambiente que ya tengo hecho y que sólo habría que reciclar un poco en el fondo de mi casa.
 A tanto ha llegado mi necesidad de solitarismo, ya es un neologismo Nix, que no quiero abandonar del todo mi casa en la que viví toda la vida, tampoco quiero dejar de ver todos los días a mi hija aunque sea de a ratitos, pero mi necesidad de soledad y libertad son tantas que estoy pensando seriamente en trasladarme a vivir a ese lugarcito que ya con todo lo que me imaginé y proyecté siento que sería muy feliz. Me rodearía en primer lugar de mi enorme y cómodo somnier de dos plazas, de una tele, la compu, unos estantes con unos cuantos libros de los que más quiero, una mesita con tres sillas (si alguna vez invito a alguien nunca superaría ese número la necesidad de sillas), un bañito que ya lo tiene, y una kitchenette que el espacio da perfectamente. También ya tengo la heladera y para no estar ensuciando sólo me faltaría un horno microondas.
El lugar ya está dotado de una hermosa ventana que da a un pino y una gran palta y la puerta de salida a un patio con césped. Tiene un lindo cielorraso y un eficaz ventilador de techo. Sólo me faltaría extender la red de gas para el invierno o bien quizás más práctico comprarme un acondicionador frío calor. Lo estoy pensando pero no debo olvidar mi salud pulmonar. Ese cuarto está a unos diez metros de la casa principal adelante, donde por supuesto seguiría viviendo mi hija, con sus gatos, sus perra, (el perro es mío), sus libros, sus amigos y amigas, sus múltiples teléfonos, su dvd y su anacrónico desorden con el cual según ella se llevan muy bien. De la comida debería ya ocuparse ella (tiene casi 24), aunque estoy segura que los días que tiene facultad yo no podría superar esta costumbre maternal de esperarla con la cena y por supuesto acompañarla.
Ya somos dos adultas conviviendo y a veces no se hace tan fácil aunque se sea madre e hija esa convivencia, sobre todo cuando se tiene una madre como yo, que según ya he contado tengo una personalidad un tanto extraña, sobre todo en cuanto a mi modo de vida. Amo la soledad, el silencio, el estar horas contemplando los árboles y sus pájaros en sus nidos, cortar el césped en el verano y tirarme agua con una manguera porque no tengo "piscina".
 Las nenas crecieron sacamos la pelopincho y me quedé sin otra posibilidad que tirarme agua que con la manguera todos los veranos, lo cual hace rato tengo ganas de cambiarlo por una ducha al lado de la parrilla. La tiene una amiga para entrar a la pileta y es muy funcional, pero a mí me serviría para esos días de 35 o más en que recurro todavía a mi vieja manguera.
En fin, tengo muchas ideas para mi "nuevo y proyectado hogar absolutamente solitario", alfombras, cortinitas, color de las paredes, una lamparita especial para la compu, un escritorio nuevo, en fin,...cada vez que pienso en ese tema y mi cabeza comienza a proyectar ese lugar mi estado de ánimo resurge y me pongo muy bien, lo cual me da a entender que sería saludable para mí, esa nueva instalación, ese "mudarme" pero dentro de mi misma casa. Hace treinta y tres que vivo en la misma, ya es hora que se la pase a mi hija y que ella se haga cargo. Si al final va a ser suya, es hija única. Sería una manera de mudarme sin mudarme y de vivir separada de mi hija sin estarlo del todo. Sólo nos separaría un patio de baldosas con una inmensa parra y la sombra de la palta.
 Bien, al fin conté mi proyecto y la finalidad era dejarle a Nix la imagen de la cabañita que es  también su sueño, a lo mejor ella puede lograrlo y además no totalmente sola, lo cual creo que para su caso sería mucho mejor.
Yo me conformo con mi monoambiente en el fondo de mi casa...en cuanto me cure de las magulladuras veré si puedo empezar a hacer algunas cosas.
 Dejo en imágenes la cabañita y luego los distintos ambientes que pueden formar mi proyecto, con algunas variantes por supuesto, y hasta un planito que encontré que es casi exacto al lugar que yo tengo.
 Ven, nada más conté mi proyecto y mis sentires de bajón y depre, subieron a alegría e ilusión...es lo que yo siempre pensé...sólo los sueños nos permiten seguir vivos....no dejemos nunca que se apaguen de lo contrario viene enseguida el deseo de partir. Voy volando a buscar las imágenes. Dana.


Nota. La cabañita para Nix, quedó más abajo, yo quería que la vieras primero que nada, pero no pude.
 El planito es casi igual a mi cuarto solo tiene una pequeña extensión de la cocina que yo se la puedo hacer tranquilamente.
El dormitorio no me gusta pero no encontré otro más cerca de mis gustos, lo que sí tiene la ubicación exacta de la ventana de mi cuarto.
Y por último, el dormitorio revestido en madera se supone que debería ser el de la cabañita, tampoco me gusta mucho, pero...eso lo que hay...espero le guste al Bas.

Eso es todo ... soñadora me dicen? naaaa...

Melan.
Bueno, bueno, antes que estén superpuestos y no se vean preferible que estén aquí al final, se me chispotearon el dormitorio y el escritorio, pero ustedes entienden no?
Melan

1 comentario:

belanix dijo...

bonita-bonita!!!
beso