martes, 31 de mayo de 2011

FOBIA SOCIAL



La fobia social es un trastorno de la personalidad y encubre una condición, la depresión.

La fobia es un miedo paralizante e irracional a un determinado objeto o a varios o a una situación específica.
Como el síntoma principal de la fobia es la ansiedad, se puede considerar un trastorno de tipo neurótico, o sea un estado emocional producido por un conflicto psíquico.
Generalmente el objeto de las fobias se refieren a una experiencia del pasado, con características amenazantes, que se olvida o reprime y que se transfiere al presente frente a una situación semejante.
La fobia social de los adultos se relaciona con la depresión, porque los rasgos sobresalientes de un depresivo son la inseguridad, la culpa y la baja autoestima, condiciones que interfieren en la vida social del sujeto y dificultan sus relaciones interpersonales.
La agorafobia o temor extremo a los espacios abiertos y públicos, es una forma de fobia social. Ágora, es un término que proviene de las antiguas ciudades griegas. Así era llamada la plaza pública que servía de centro de reunión para las actividades comerciales, cívicas, sociales y religiosas.
La fobia expresa simbólicamente el conflicto subyacente y lo mejor para la cura es resolver el conflicto.
El conflicto es el estado de indecisión provocado por necesidades emocionales incompatibles entre si. Es la lucha intrapsíquica entre lo que se desea hacer y lo que una persona entiende que debería hacer. Este conflicto exige una toma de decisión que no siempre la persona tiene la suficiente fortaleza yoica para lograrlo.
Sin embargo, las terapias del comportamiento o cognitivas, que no priorizan las cuestiones internas, sino que confían en la capacidad de las personas para aprender y desaprender conductas, pueden ayudar a superar las fobias, exponiendo gradualmente a la persona al objeto o situación que le provoca angustia y ansiedad, de tal modo que el sujeto pueda aprender a no tener miedo a la amenaza que él vive como real.
Los artistas de teatro pueden sufrir de fobia al público y esta condición puede estar relacionada con experiencias de fracaso, asociadas con conflictos psíquicos personales.
Otras profesiones también exigen tener que enfrentarse al público, como oradores en conferencias o seminarios, en presentaciones públicas por radio o televisión o participando en reportajes periodísticos.
En estos casos también el miedo al público se puede controlar mediante técnicas de desensibilización progresiva que familiarizan al individuo con la situación amenazante que dejan de ser un obstáculo para él.
La fobia social se agudiza si el sujeto se empeña en aislarse para sentirse seguro, porque toda fobia se cura con una conducta contrafóbica.
La contrafobia consiste en hacer precisamente aquello que uno teme. En el caso de la fobia social lo indicado es tratar de salir todos los días a la calle y estar en contacto con la mayor cantidad de personas posible.
Elegir un trabajo que exija atención al público, como vendedor o recepcionista, puede producir naturalmente la desensibilización necesaria como para deshacerse de esta fobia.
El fóbico como el depresivo está centrado en si mismo y le cuesta interesarse en las cosas externas a él. Teme ser juzgado y condenado por los otros porque en definitiva él mismo no se acepta tal cual es.



Trastorno de Ansiedad Social (Fobia social)



¿Qué es el Trastorno de Ansiedad Social (Fobia Social)? Es un subtipo de trastorno de ansiedad que tiene tratamiento médico-psicológico. Las personas con Trastorno de Ansiedad Social o Fobia Social tienen un miedo excesivo y constante a las situaciones sociales.


Estas personas tienen miedo a hacer el rídiculo o comportarse de una manera embarazosa en situaciones en los que otras personas los puedan observar (p. ej. miedo a hablar en una reunión, a comer o beber delante de y con otras personas, a hablar con desconocidos o con personas que representan autoridad, etc.).


Temen o se angustian ante la posibilidad de ser evaluados negativamente (p.ej. que los demás se den cuenta de sus "dificultades" con la ansiedad, que valoren su comportamiento ridículo, sus comentarios como inapropiados o sin ningún interés, etc.)






¿Cuáles son los síntomas del Trastorno de Ansiedad Social? Los síntomas aparecen cuando el sujeto se encuentra en las situaciones que teme o incluso cuando piensa en ellas.


Típicamente aparecen palpitaciones (golpes del corazón), taquicardia (el corazón va más rápido), enrojecimiento facial, sudoración, "nervios" en el estómago (sensación de mariposas volando en el estómago), temblor de las manos, de la voz, etc. Muchos de estos síntomas son visibles, es decir, los demás pueden verlos y darse cuenta de que algo está sucediendo (ponerse rojo, temblor de las manos, sudoración de las manos, temblor de la voz). Esto hace que las personas con este trastorno se pongan todavía más nerviorsas y se sientan peor, ya que piensan que los demás se están dando cuenta de lo que les sucede.


Debido al temor que tienen a hacer el ridículo ante otras personas y a la aparición de los síntomas antes descritos, los pacientes evitan las situaciones sociales incómodas como forma de resolver el problema. Estas conductas de evitación terminan aislando a los pacientes e impidiéndoles llevar a cabo una vida social, laboral e incluso familiar normal.






¿Es lo mismo el Trastorno de Ansiedad Social que la Timidez? No. La timidez es un rasgo de la personalidad, es decir es una característica de la manera de ser que tenemos todas las personas en mayor o menor grado. Así, todos conocemos a personas "extrovertidas" (muy sociables, que no les cuesta en absoluto relacionarse con la gente, ni hablar delante de los demás, etc.), a personas "introvertidas" (tímidas, que les cuesta trabajo entablar nuevas relaciones con otras personas, les da vergüenza hablar delante de otros, etc.), y, por supuesto, a personas con un perfil de relación intermedio (ni muy sociables ni muy tímidas).






La timidez se diferencia del Trastorno de Ansiedad Social en que es más leve, no afecta a todas las relaciones de la persona, y la repercusión sobre la vida del sujeto no existe o no lo discapacita. Los sujetos tímidos pueden llevar una vida dentro de la normalidad, tienen algunas dificultades de relación pero ello no hace que toda su vida se vea afectada.






Por el contrario, los fóbicos sociales no pueden llevar una vida normal, terminan teniendo dificultades en los estudios o en el trabajo, en su vida de relación con las personas del sexo opuesto, con personas poco conocidas o desconocidas, con personas de autoridad, etc. Su vida se ve tremendamente afectada.














¿Cuántas personas tienen este problema? En general se acepta que es el tipo de trastorno de ansiedad que se presenta en la población con mayor frecuencia. En los paises desarrollados se estima que el 8% de la población padece este trastorno.






¿Cuándo aparece el Trastorno de Ansiedad Social? Es un trastorno que aparece muy temprano en el desarrollo de la persona. La mayoría de los estudios indican que la edad de aparición es en la adolescencia, en torno a los 14-16 años. Se estima que en más del 90% de los pacientes el trastorno empezó antes de los 25 años de edad.






¿Afecta por igual a los dos sexos? Sí. Aunque determinados trastornos mentales aparecen más frecuentemente en las mujeres, el Trastorno de Ansiedad Social afecta prácticamente por igual a las mujeres y a los hombres.






¿Acuden estos pacientes al médico? No. Existe la creencia entre la población general que esto no es un trastorno o enfermedad que tenga solución médica, sino que es una manera de ser, que esa persona es muy tímida y que siempre fue así. Incluso algunas veces los padres lo ven como algo positivo, ya que su hijo/a no anda todo el día por la calle, con los amigos, sino que se queda en casa.


En otros casos, los pacientes han acudido pero los propios clínicos no les han podido dar una respuesta satisfactoria u orientar hacia ningún dispositivo terapéutico.






¿Puedo tener yo un Trastorno de Ansiedad Social? Si piensa que Ud. presenta alguno de los síntomas anteriormente descritos le aconsejamos que rellene el Inventario de Fobia Social que tiene a continuación.


Nada  Un poco  Algo  Mucho  Extremo



1. Tengo miedo a las personas con autoriadad






2. Me molesta ruborizarme delante de la gente


3. Las fiestas y acontecimientos sociales me dan miedo


4. Evito hablar con desconocidos


5. Me da mucho miedo ser criticado


6. Por temor al ridículo evito hacer cosas o hablar con la gente


7. Sudar en público me molesta


8. Evito ir a fiestas


9. Evito actividades en que soy el centro de atención


10. Hablar con extraños me atemoriza


11. Evito tener que dar discursos


12. Haría cualquier cosa para evitar ser criticado


13. Me preocupan las palpitaciones cuando estoy con gente


14. Temo hacer las cosas cuando la gente puede estar mirándome


15. Entre mis mayores miedos están hacer el ridículo o parecer estúpido


16. Evito hablar con cualquiera que tenga autoridad


17. Temblar delante de los demás me molesta


Corrección del Inventario: cada cruz en "nada" vale 0 puntos; cada cruz en "un poco" vale 1 punto; cada cruz en "algo" vale 2 puntos; cada cruz en "mucho" vale 3 puntos; y cada cruz en "extremo" vale 4 puntos. Sume los puntos que ha obtenido en las 17 preguntas.



Si ha obtenido más de 18 puntos le aconsejamos que se ponga en contacto con nosotros (Area de Psiquiatría - Facultad de Medicina - Universidad de Oviedo), o que acuda a su médico y le consulte por estas dificultades.






¿Tiene solución y/o alivio el Trastorno de Ansiedad Social (Fobia Social)? Rotundamente Sí. Existen varias técnicas psicoterapéuticas que han demostrado ser eficaces para este tipo de pacientes. Asimismo, existen diferentes fármacos que producen alivio o recuperación de los síntomas de este trastorno.






¿Es posible encontrar más información seria sobre el Trastorno de Ansiedad Social? Sí. Recientemente nuestro equipo de trabajo ha publicado una mono grafía que aporta una visión actualizada de los factores involucrados y recursos terapéuticos existentes para este trastorno.


Referencia: Julio Bobes, M Paz González, Pilar A Sáiz, M. Bousoño (eds.). Abordaje actual del trastorno por ansiedad social. Barcelona: Masson.1999.




Fuente. La guía de la psicología
 
Nota. Subí este artículo porque me pareció interesante no sólo cómo aborda el tema sino también el cuestionario y sus resultados, para que cada uno pueda saber si en realidad lo que siente es necesidad o decisión de estar solo, como lo mencionaba en la entrada anterior o quizás esté desarrollando alguna de estas patologías que son bastante frecuentes y sobre todo después de haber pasado por algún tipo de trauma psicológico especial.
 Muchas veces una pérdida muy importante, o una exposición demasiado presionada en un tipo especial de profesión, o quizás también un cambio de vida muy traumático, con pocas expectativas a futuro, pueden acarrear este tipo de enfermedades psíquicas que como hemos podido ver tienen solución, aunque siempre hay que tener en cuenta que la solución comienza por la propia decisión de la persona que la padece a solicitar ayuda a un profesional.
 
Melan

1 comentario:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola,mi querida Melan, pásate por mi blog a buscar un premio con motivo de mi cumpleaños, lo he hecho con mucha ternura, dejemos por un instante las fobias y la tristeza
Sor. Cecilia