viernes, 4 de febrero de 2011

Mi hija y Cuba




Ahora no! Para nada quiero quitarme la vida! Soy muy feliz porque mi hija está siendo muy feliz! Hace cinco días que está en Cuba y me comunico casi diariamente con ella lo está viviendo todo con tanta pasión que no puedo menos que darle gracias a Dios por permitirle hacer este viaje y que conozca todo lo hermoso que está conociendo y lo disfrute tanto y de la manera que lo está haciendo.
 Porque ella no es una simple turista, ella está viendo La Habana y toda Cuba con ojos sociales, con mirada política, con corazón revolucionario y eso va más allá del turisteo común. Ella está observando en el lugar un modo de vida que quiere para ella y para su país y está comprobando personalmente que es como ella pensaba y no como nos quiere hacer creer el capitalismo y todo el imperialismo del mundo.
 Me cuenta que es maravilloso como viven, que son felices, que parecen todos más jóvenes, que no les falta la comida, era mentira que se morían de hambre, dice que comen una comida riquísima. Está parando en casas de familias cubanas y está analizando interiormente la idiosincracia de ese querido país, por el que tanto hizo nuestro recordado y amado compatriota Ernesto Che Guevara.
 Transribo palabras de mi hija dejadas ayer en facebook, porque me parece que lo amerita en este lugar y porque está escrito con toda la pasión de quien está conociendo un mundo nuevo, un mundo que creía imposible pudiera existir, pero existe... y  es Cuba...

" Ay mi gente querida... los cubanos tienen un dicho que dice que aquel que fue al hotel cinco estrellas, ceno en la bodeguita del medio, caminó por el malecón y se fue a tropicana y después al aeropuerto se fue creyendo que conocía La Habana ......



Pero La Habana de verdad está en la gente... hemos hecho un amigo maravilloso que nos ha mostrado la ciudad de la forma más increíble... La avenida de los presidentes y patriotas latinoamericanos con el busto de Allende y de San Martín... la escalinata de la Universidad de La Habana... el complejo de 24 hospitales que aquel guerrillero loco mandó a construir en las mansiones que le expropió a la oligarquía cubana después del triunfo de la revolución... y cuando los cubanos trataron de quitar los nombres de los dueños adinerados que estaban grabados en la piedra de las mansiones les pidió que no lo hicieran para que aquellos oligarcas desde Miami vieran qué fines mucho más útiles les habían dado a sus casas los revolucionarios...






La Habana y su gente se me han quedado en la piel y en el corazón porque lo mejor que tiene La Habana es precisamente su corazón y el corazón de la ciudad está en su gente... los cubanos son y han sido siempre unos guerreros y tienen corazón de revolucionarios... Cuando les dice uno que es de Argentina lloran de emoción al darte la mano y decirte que sos compatriota del che... el héroe nacional por excelencia... Quedate tranquila vieja... que soy mas roja que nunca... mas guevarista que nunca y mas peronista que nunca también...


En la Plaza de la Revolución la guardia del palacio de gobierno se sonrió divertida cuando vio nuestras remeras que decían Crispasión y con gusto y sonrisa nos tiraron una foto como se dice aca... No me cabe en el alma la felicidad ni tampoco el orgullo... de ser argentina, peronista, kirchnerista pero sobre todo de ser latinoamericana... Te amo mami... Besos a todos!!"
 
Qué más se puede agregar? Nada, sólo gracias Dios...

3 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Hola, llegué hasta tu blog porque vi que un amigo te seguía, decidí también quedarme como seguidor, ya que me pareció un muy buen espacio.
Te invitó a pasar por el mío.
Un saludo desde Argentina.
Humberto.

www.humbertodib.blogspot.com

Melan dijo...

Gracias por tus palabras Humberto y por quedarte como seguidor, espero corresponder a tus expectativas.
Te cuento que somos compatriotas yo también soy argentina, de Buenos Aires, la provincia.
Ahora voy a visitar tu blog y seguro me quedaré para seguirte también. Un abrazo. Melan.

Humberto Dib dijo...

Gracias por pasar por mi espacio, Melan, yo vivo en Capital Federal, en Argentina, pero soy de Brasil. De todas formas, hace mucho que estoy aquí, así que parte de mi es argentina.
Un beso y estaremos en contacto.
Humberto.